L a s   S a l s a s 

Existen una variedad de riquísimas salsas  a base de algas, miso, kuzu, harinas, etc, etc, etc.  

Estas recetas son un ejemplo de lo que podrías crear tu mismo con un poco de fantasía!


Salsa de Miso

Mezclar una cucharada de shiro miso con tres  de tahini tostado en una taza de agua, poner al fuego pero sin que llegue a hervir. Se le puede agregar un poco de ralladura de una cáscara de naranja biológica. Esta salsa se puede utilizar para en arroz, kasha, soba, udon, falafel, verduras, etc,


Salsa Bechamel

Picar una cebolla mediana, dorarla en una  cucharada de  aceite de sésamo tostado, agregar una cucharada de harina de espelta y mover bien para que no se formen grumos, agregar poco a poco una taza de agua, mover constantemente, agregar shoyu o sal marina. Esta salsa es muy rica encima de una coliflor hecha al vapor.

Se le puede agregar un poco de sake, o de un buen vino blanco o mirin para acompañar en pescado al horno o a la plancha.


Salsa Blanca

Se saltean verduras en un poco de aceite de sésamo,  por ejemplo, cebolla, zanahoria, nabos, etc. Se le agrega una taza de nata de soja o de avena, se le pone un poco de shoyu, nuez moscada, albahaca finamente picado u orégano fresco o seco. Esta salsa es muy rica con verduras para pastas. Sin embargo debe de ser de uso ocasional.  Es una buena alternativa para no echar de monos la comida italiana...
Las pastas beben de ser integrales, existe una gran variedad, aparte de soba y udon, las hay con algas, de maíz, de kamut, de soja, de espelta.  


(aun no hemos terminado con esta pagina, visítanos en un par de días, si tienes una pregunta en concreto, nos puedes enviar un correo o llamarnos)

Inicio de página